2990 pesos

Envío a todo el país

Conocé los tiempos y las formas de envío.

Stock disponible

Información sobre el vendedor

Ubicación

Córdoba, Córdoba

  • +100

    Ventas en los últimos 365 días

  • Brinda buena atención

  • Despacha sus productos a tiempo

Ver más datos de este vendedorSe abrirá en una nueva ventana

Garantía

Garantía del vendedor

Sin garantía

Medios de pago

Hasta 12 cuotas sin tarjeta

Mercado Crédito

Tarjetas de crédito

Visa
American Express
Naranja
Mastercard

Tarjetas de débito

Visa Débito
Maestro
Mastercard Débito
Cabal Débito

Efectivo

PagoFacil
Rapipago

Descripción

EL PUEBLO DE LA TOMA.
Orígenes de Alberdi

de Prudencio Bustos Argañarás

244 páginas

EL LIBRO
Alberdi es, sin lugar a duda, un barrio con identidad propia y ello no es casual toda vez que, como explica Prudencio Bustos Argañarás, es junto con El Abrojal (hoy Observatorio) uno de los más antiguos que tuvo Córdoba por fuera de su traza fundacional.
El viejo Pueblo de La Toma, nacido en la mitad del siglo XVII a partir de la radicación de treinta familias de indios calchaquíes en las proximidades de la bocatoma de la acequia de la ciudad, tomó el nombre del padre de la Constitución en 1910, cuando el ya más que bicentenario poblado aborigen se había incorporado a la trama urbana.
Luego de contarnos acerca de los tres pueblos prehispánicos existentes en lo que es hoy el departamento Capital al momento de la fundación de la ciudad y de los trabajos para construir y mantener las acequias que proveían de agua a los vecinos, el autor nos relata los avatares de las guerras de Calchaquí, que a lo largo de más de un siglo ensangrentaron parte de nuestro territorio, y cómo tras el fin de la última de ellas llegaron aquí los primitivos habitantes de La Toma.
Como lo ha hecho ya en sus anteriores libros, seis de los cuales llevan el sello de Ediciones del Boulevard, Bustos Argañarás desarrolla con rigor académico, pero con una prosa ágil y amena, la historia de esta importante barriada cordobesa desde sus orígenes y rescata del olvido a los caciques que, con empeño y coraje, defendieron los derechos de los suyos. Su sangre circula orgullosa en las venas de muchos cordobeses, pero ninguna calle de la ciudad los recuerda.

EL AUTOR
Prudencio Bustos Argañarás no necesita presentación. Su larga trayectoria como investigador y su prolífica producción bibliográfica son vastamente conocidas en Córdoba y el país. Diecisiete libros y más de un centenar de artículos en diarios, revistas y publicaciones especializadas dan sobrada cuenta de ello.
El indigenismo en la Argentina, El trato con el indio durante el período hispánico, Historia familiar de los Gigena Santisteban, La Cañada, historia, pluma y pincel, La estancia del Rosario de Cosquín, Orígenes de Santa María de Punilla, La capellanía de Santa Leocadia, Manual de Historia Argentina, El peregrino en Babilonia, Vida de Luis de Tejeda, Facciones y banderías en la Córdoba del siglo XVII, Dos sonados casos de divorcio en Córdoba del Tucumán, El gobernador Juan Bautista Bustos y su lucha por la Constitución y otros títulos, forman parte de su valioso aporte a la historia argentina.
Entre los libros suyos que Ediciones del Boulevard ha publicado se cuentan Hasta que la muerte nos separe, Nueve historia de amores contrariados, con tres ediciones hasta hoy, Antología burlesca y Luces y sombras de Mayo, ambos con dos ediciones, e Historias que nos contaron mal y Córdoba a comienzos del siglo xix. También cuenta esta editorial con una novela histórica de su autoría titulada Laberintos y escorpiones, que lleva ya tres ediciones.
A su paso por la política, Prudencio Bustos Argañarás ha sido candidato a intendente municipal de Córdoba y se ha desempeñado como subsecretario de Cultura de la Municipalidad, senador y diputado provincial. En el ámbito académico es miembro de número de la Junta Provincial de Historia de Córdoba, académico correspondiente de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía y de numerosas instituciones históricas del país y del extranjero.

Preguntas y respuestas

Preguntale al vendedor

Nadie hizo preguntas todavía.

¡Hacé la primera!