1700 pesos

en 12x 251 pesos con 05 centavos

Envío a todo el país

Conocé los tiempos y las formas de envío.

Stock disponible

Información sobre el vendedor

Ubicación

Caba, Capital Federal

  • 16

    Ventas en los últimos 365 días

  • Brinda buena atención

  • Despacha sus productos a tiempo

Ver más datos de este vendedorSe abrirá en una nueva ventana

Garantía

Garantía del vendedor

Sin garantía

Medios de pago

Hasta 12 cuotas sin tarjeta

Mercado Crédito

Tarjetas de crédito

¡Cuotas sin interés con bancos seleccionados!

Visa
American Express
Naranja
Mastercard

Tarjetas de débito

Visa Débito
Maestro
Mastercard Débito
Cabal Débito

Efectivo

PagoFacil
Rapipago

Características principales

Título del libroEl aborto, un trauma
AutorTobias Holc
IdiomaEspañol
Editorial del libroPropia
Tapa del libroBlanda
Año de publicación2018

Otras características

  • Cantidad de páginas: 185

  • Altura: 20 cm

  • Ancho: 15 cm

  • Peso: 200 g

  • Con páginas para colorear: No

  • Con realidad aumentada: No

  • Género del libro: Psicología,Autoayuda

  • Subgéneros del libro: Aborto

  • Tipo de narración: Testimonial

  • Edad mínima recomendada: 15 años

  • Edad máxima recomendada: 99 años

  • ISBN: 9789874289889

Descripción

La interrupción del embarazo inducido es un shock agudo, conflictivo de tipo bio-psico-social y es vivido en
soledad, dada su naturaleza estigmatizada. Su silenciamiento lo mantiene en la fase de negación crónica y
lo convierte en un duelo congelado, no reconocido.
Su ocultamiento vergonzoso lo convierte en secreto de familia ligado a la filiación, a la muerte y a la
sexualidad. Un combo explosivo.
Desde el punto de vista psicológico se aborta un “hijo”, o un eventual hijo, o un hijo en estado de embrión y
a veces de feto. Claramente lo que se aborta no puede ser reducido a un mero tejido biológico porque,
sobre todo las mujeres, tienen una representación psíquica que convierte a lo abortado en un hijo. Para nada
un desecho, para nada algo indiferente. Esta modalidad atraviesa fronteras. En Japón, por ejemplo, en
algunos templos budistas, hay grupos de tratamiento para mujeres que abortaron.

La interrupción del embarazo mutila la unidad dual establecida en el vientre materno. Esta amputación
necesita, primero, ser reconocida y luego restaurada a través de una “realidad suplementaria” en un nivel
simbólico e imaginativo.
La mente sufre, el cuerpo informa. Muchas enfermedades psiquiátricas y psicológicas son la expresión de
un aborto enmascarado y están en la base de trastornos de ansiedad, depresión, histeria y trastornos de
personalidad.
La enfermedad remite a una escena traumática. Un shock sorpresivo, inesperado, para el que no estábamos
preparados, suele desencadenar una respuesta psico biológica bajo la forma de enfermedad.
El aborto de un embarazo afecta tanto a la sexualidad como a la maternidad o paternidad y a sus órganos
biológicos correlativos. Son esperables entonces afecciones en dichos órganos.
Nuestro objetivo es ayudar a las millones de mujeres y hombres que atravesaron el trauma por aborto. Desde
este lugar nos mantenemos equidistantes de la problemática de la legalización del aborto. Entendemos que
la exteriorización del aborto como trauma induce a una mayor tarea en el campo de prevención de
embarazos indeseados.